(Disculpandome por los horrores gramaticales propios de un aprendiz de escribidor)

Feb 15, 2008

La primera vez (segunda parte)

(Segundo relato rescatado de un total de cinco encontrados en archivo oculto del 2005)

Unos minutos después de terminar nuestro asombroso y extenuante primer trío, empezamos a sentir incomodidad, las posiciones finales de nuestra experiencia inicial entumecen nuestros entrelazados brazos y piernas, el sillón nos resulta un tanto incomodo por lo que Estela propone descansar en la cama, mudo testigo de lo que hicimos. Andrés me pide poner en el DVD una porno y recargar los tragos, el tamaño de la “king size” nos facilita acomodarnos y echarnos en similares posiciones que ocupamos en el sillón, Estela al medio y nosotros en los flancos, no comentamos lo que recién disfrutamos, en silencio y un poco aletargados empezamos a ver el video, presentaba a una hermosa morena con tres hombres, ella los atendía mamando en forma alternada cada verga, descansábamos mirando pero el tema empezó a “despertarnos”, casi al mismo instante nuestras pichulas, una a cada lado de Estela crecen hasta retomar su tamaño de combate, sin ponernos de acuerdo nuestras manos empiezan a recorrer las piernas de estela, su piel, firme por la practica deportiva que acostumbra estaba erizada en virtud de la experiencia anterior, recorremos con sutileza todo el largo de sus muslos hasta que inadvertidamente nuestros dedos se topan en su concha, ella risueña y relajada nos observa en silencio, se deja tocar sin hacer nada. Mientras miramos la pantalla, tocamos con gentileza su cintura, pechos, concha y muslos, pasamos un rato jugueteando hasta que Estela también empieza a excitarse, estira sus dos manos, oprime nuestras pingas y nos masturba suavemente, rasca o acaricia las zonas genitales y cada escroto. Sentir dos penes duros y ardientes la entusiasman, con mucha tranquilidad se sienta mientras sigue con la masturbación al alimón, toma otra vez la iniciativa, se arrodilla frente a nuestros pies, al mismo tiempo con sus manos trata de juntar nuestros muslos, su intención era tener las dos vergas cerca para así poder jugar con ambos penes, como se veía en el video. Ahora los relajados somos nosotros y ella empieza a atendernos con el profesionalismo propio de una prostituta, cada vez lo hace con mas prisa y fluidez, pasa de un pájaro a otro, mientras besa uno masturba el otro, rocía saliva, nos mira complacida y por momentos se mete los dos penes a la boca, los soba contra sus pechos o ajusta entre ellos, un rato estamos quietos, entre mirando la tv, a Estela o entre nosotros, se notaba que plenos de lujuria nos dejábamos atender por esta deliciosa hembra que nos calentaba mas y mas, luego de unos minutos quiere sentir dentro de ella la verga de Andrés, aún no la había sentido en su vagina, monta sobre él pero sin soltar mi pene, con su mano acomoda la verga de Andrés, se sienta sobre él y se la mete todita, a mi no me suelta, mas bien se agacha y empieza a mamarme, tengo que acomodarme y subir un poco para facilitar su objetivo, termino casi sentado sobre la almohada, ella entonces con mas facilidad tiene una pichula en su concha entretanto chupa la otra, nos mantenemos por un rato en esa posición, Andrés le anda besando las tetas mientras yo intento alcanzar su ano estirando mi mano, mi dedo entra en su culito pero le raspa un poco, lo lubrico en su boca y regreso al hueco que ahora recibe plácidamente mi dedo, este se incrusta hasta la última falange, un gemido de placer con una contracción de dolor elevan aún mas la temperatura de este coito. Seguimos por un rato disfrutando, sintiendo cada momento mas placer hasta que siento el principio de mi eyaculación, por un momento trato de contener la misma pero al ella darse cuenta de mi proximidad acelera su gestión terminando por exprimirme y tomarse toda mi leche, pareciera que su intención era terminar conmigo para estar con Andrés, cachar con él y que yo disfrute como espectador, así me lo dice por lo que me acomodo a un lado y empiezo a mirar. Estela quiere lucirse con Andrés y que yo aprecie su copulación. Se pone en posición perrito, le pide la penetre, él se acomoda y lo hace, lanza un pequeño grito de dolor o placer, no se, pero goza mucho, siguen por un rato hasta que ella salta de la cama, con las manos toca la pared, voltea y llama nuevamente a Andrés, este se coloca detrás de ella y la penetra, gritos de placer mientras yo empezaba a masturbarme, Estela levanta su torso y apoya su espalda sobre el velludo pecho de Andrés, él empieza a tocar sus senos, con sus manos recorre su vientre hasta llegar al vello púbico, introduce dos dedos en la vagina de Estela y la pega hacia él, las nalgas de ella aprietan mientras hace movimientos ondulantes que estimulan gemidos en Andrés, están unos momentos gozando, gimiendo y sudando hasta que el avisa que se viene, Estela aprieta esta vez sus muslos y se mueve en forma acelerada hasta provocar la vaceada de Andrés. Ella no lo suelta y trata de mantener la posición pero un momento después él suavemente se separa. Yo en medio de mi masturbación ahora recibo unas generosas caricias femeninas que estimulan otro orgasmo y salpicadura de leche sobre el cuerpo de ella. Hemos terminado el segundo “round” de esta primera experiencia, nos quedan pocas horas hasta el amanecer.

El cansancio, la excitación y el trago nos vence, recostados y relajados en la cama dormimos casi hasta el amanecer, el primero en despertar soy yo, observo la desnudez de mi mujer sobre la cama, su brazo y pierna derecha sobre el pecho y muslo de Andrés y una expresión de laxada satisfacción en su rostro, con elocuente cariño empiezo a besarla en su cuello, se despierta y gira hacia mi, me abraza y besa en los labios mientras me dice lo tanto que disfrutamos esta noche, mi verga esta inflamada pero aún hambrienta, la acomodo sobre mi y empezamos a prodigarnos cariño, el libido no se ha perdido y con suma suavidad, para no despertar a Andrés, la penetro, estamos realizando movimientos muy suaves aunque la cadencia crece cada vez mas y mas, esto despierta Andrés que observa con una sonrisa, Estela al notarlo, le indica se coloque detrás de ella y la penetre por el culo, su intención era recibir una doble penetración antes de terminar la noche, quería sentir, gozar así como recibir de estos dos hombres que le acostumbrar brindar placer individualmente. Andrés también quiere experimentarlo así que se coloca detrás de Elena, empuja su espalda para que termine echada boca abajo sobre mi pecho, lubrica con saliva el ano de Estela y con suavidad empieza a meterla, la excitación de ella ha dilatado tanto su ano que la penetración es muy rápida, sin darnos cuenta y como corolario de esta novedosa cita sexual nos encontramos los dos dentro de ella, yo por la vagina y Andrés por el culo, la excitación es enorme, gozamos los tres y seguimos en esa posición por unos minutos, ella demuestra cada vez mas la nueva sensación que tiene al recibir dos penes, su euforia se transmite en cada movimiento que realiza, nos avisa que va a terminar y nos pide lo hagamos juntos, siento sus brazos que me aprietan con vigor mientras ella jadea y mueve su pelvis, atrás Andrés también acelera sus maniobras copulatorias, expresa con sonidos guturales su pasión, los tres estamos por reventar y casi al unísono terminamos. Seguimos en movimiento por unos segundos hasta quedar quietos pero extasiados, momento de relajación general con risas nerviosas y comentarios de satisfacción. Fue el final de una inolvidable noche que esperamos repetir pronto.

5 comments:

Jose Luis said...

un gran relato excelente

Jose Luis said...

un gran relato excelente

Carlos said...

Gracias por la visita y concepto.
Saludos.

Techum said...

Interesante relato erótico.

Yo creo casi imposible que después de una felación que termina con corrida uno tenga fuerzas para masturbarse y volverse a correr dos veces.

Al menos mi imaginación frena esa idea...

ejejejejejejejje...

Excelente relato con tensión sexual y descripción perfecta.

Carlos said...

La juventud es generosa Techum, no desestimes la posibilidad de realizar una faena como la descrita.
Saludos.