(Disculpandome por los horrores gramaticales propios de un aprendiz de escribidor)

Jan 27, 2011

De vuelta hacia lo básico

Es la rutina acostumbrada, parece un calco, siempre repetimos el mismo trámite en similar secuencia. Con inusitada precisión reiteramos cada vez nuestro jugueteo sexual, insistimos con idénticas poses, proferimos términos semejantes y lo hacemos en exacto orden como tiempo. La monotonía o robotización que genera  esta sucesiva reincidencia deja siempre un ligero amargor, particular, intimo y además perceptible a través de una alocución posterior fuera de tono o hasta grosera, por medio de un comentario tosco o una crítica fuera de lugar, ya sea de forma subliminal o explícita, cualquiera de los dos la pronuncia y deja constancia del disgusto. Como es inherente a nuestra cualidad humana después de unos días ante cualquier estimulo libidinoso reaccionamos con deliciosa impudicia y de forma automática borramos el sinsabor descrito.

Por mi reloj biológico en forma automática cada día de semana despierto a las seis y quince de la mañana; de igual forma, generalmente mas sábados que viernes, mis ojos se abren poco antes de las cuatro de la madrugada, lucido pero aún tumbado sobre la cama escudriño la noche, solo oscuridad y silencio acompañan el delicado cuerpo que descansa al lado. La carnosa redondez de sus caderas expuesta por la acucharada fetál posición; una sensual y provocativa semi desnudez; el sibilante sonido de su respiración; la  crespa, blonda cabellera y el estimulo visual (lease sexual) que provocan las repetidas "porno" del cable movilizan las extremidades, mis pies hurgan los suyos mientras las yemas de la mano acarician y frotan, palpan sus nalgas, sus genitales...el resto ya lo conocen.

Paciencia, buen humor, tolerancia y por cierto expectativa, sinceras perspectivas de encontrar pronto el impulso o incentivo, el elemento que rompa este marasmo, que a la brevedad encontremos el ser individual o pareja que provoque la excitación que añoramos, que sin decirlo ambos esperamos con lujuriosa parsimonia.



3 comments:

Sam said...

Hola! Veo q tu blog y el mio se dedican más o menos a lo mismo, te felicito, está muy muy currado, te dejo el mio x si te quieres pasar

http://erothistorias.blogspot.com/

Bye!

Carlos José Caillaux I. said...

Hola sam, visité tus blog, muy interesantes y además uno de ellos lucrativo. habra que conversar para conocernos mejor via camara web, un saludos.

ludobit said...

una vez establecida la rutina es bien dificil romper con ella. ademas de la paciencia, buen humor y tolerancia, yo añadiria creatividad para superar esos momentos. saludos.
p.d: hace poco cree mi blog de relatos (no eroticos por si acaso, hasta ahora), te invito a visitarlo (link en mi perfil).